sábado, 19 de agosto de 2006

19 de agosto de 2006

Es triste ver que no le importas en absoluto a las personas que se supone más deberían quererte, pero es aún más triste ver que tampoco les importan tus hijos, que son sus respectivos nietos, sobrinos, primos, etc...
¿qué hacer ante algo así?
Si conocéis la respuesta os agradecería que la compartierais conmigo, porque lo único que se me ocurre es echarme en la cama a dormir para no pensar, desgraciadamente no puedo dormir 24 horas al día, y pienso, y me deprimo, y siento angustia...

Ayudadme si es que a vosotros todavía os importo un poco.

2 comentarios:

Silvia dijo...

Yo tampoco sé muy bien aconsejarte, pero creo que por muy desnaturalizados que sean unos padres siempre sienten ese instinto de protección y de cariño hacia sus hijos. Muchos, pretenden inponer su autoridad haciéndose los duros, pero cuando llega el momento de la verdad se ablandan.
Yo no sé muy bien qué decirte, porque no conozco a tus padres, pero creo que lo mejor es hablar con ellos y decirles lo que sientes.
Estoy casi segura que cuando vean a sus nietos, no sólo se les va a caer la baba sino que harán todo lo posible por echarte una mano y apoyarte.
Un abrazo grande y mucho ánimo.

Alfredo dijo...

¿Has probado a expresar estos sentimientos a las personas de las que hablas en el post?. No me refiero a algo discreto, sino con toda su profundidad. Si en el dia a dia no muestran mayor interés ni por ti ni por la vida que llevas dentro, puede ser una percepción tuya: puede que les cueste también expresar sus sentimientos respecto a ti. Y si la realidad es tal como piensas, solo queda enfrentarse a ello. Convertirlo, no en una fuente de desesperación, sino en una fuerza interior de orgullo propio. Demostrar bien claro aquí estoy yo y esta es mi vida. Y no me importa nada que a nadie le importe. Ahora lo necesito, pero aprenderé a superarlo y a no necesitarlo, al menos de vosotros.

Aun así, y antes de entrar en ese estado, ten en cuenta que una madre o un padre estan acostumbrados a tratar a sus hijos como si siguieran siendo niños irresponsables que necesita protección (y, aun de adultos, lo seguimos siendo a veces). Y es la imágen que desearían mantener siempre, porque de no ser asi implicaría aceptar con todas que sus hijos ya son adultos y en vias de ser autosuficientes. Y es un paso muy duro de asumir para un padre, por eso cuando toca, algunos padres tratan de comportarse con indiferencia o manteniendo distancias. Posiblemente deben creer que necesitas esa indiferencia, quién sabe (espero el dia que, si llego a comportarme así también, pueda saberlo de primeras).

Ese es mi punto de vista, y no sé si lo he expresado bien. Al menos, espero, te sirva de algo. Cuidate, y recuerda que ahora tienes que calentar los gemelos para saltar una valla diminuta (y de nada valen excusas de falta de motivación. Aun tienes tiempo, asi que a pelarse los codos).