lunes, 25 de agosto de 2008

Nada ha bastado aún para destruirme aunque
tengo la sensación de haber sido destruido.


(Bruno Marcos)