lunes, 25 de agosto de 2008

Nada ha bastado aún para destruirme aunque
tengo la sensación de haber sido destruido.


(Bruno Marcos)

2 comentarios:

TEE7H1NG dijo...

A veces acojona el sentirse indestructible... aunque también lo hace el sentirse vulnerable... y el punto medio es aburrido... =D

Silvia dijo...

Muchas veces me he sentido caer, o incluso he sentido bofetadas intentando tirarme de gente a la que yo quería, pero siempre me he mantenido firme. Creo que nada ni nadie ha podido destruirme aún,pero si me siento identificada con la frase de Bruno Marcos, y creo que casi todos hemos sentido alguna vez esa sensación de destrucción.
Un abrazo.