martes, 19 de mayo de 2009

27 maneras de responder a un golpe (VII)




De repente el olor de las mimosas
como una antorcha que respira o como
una ola inmemorial que besa
la desnudez expectante de la playa.

No es más que la puerta
que se abre, pero pone en movimiento
un aire donde cuaja
toda la dulzura de este precario otoño.


(Jorge Riechmann)

4 comentarios:

tercera_espectativa dijo...

intenso hasta el agrado

Silvia dijo...

me ha parecido estar sintiendo esas sensaciones mientras lo leía. Sin duda, mi estación favorita del año. El otoño es pura poesía.Un abrazo

***** dijo...

leo y releo. este último poema es puro silencio contando todo.

Silvia dijo...

Hola, guapa!. Sólo quería desearos feliz verano. Espero que el pequeño esté mejor. Un abrazo