sábado, 16 de octubre de 2010

(A mi padre)

Ni la palabra ni el silencio.
Nada pudo servirme para que tú vivieras.

(José Ángel Valente)

No hay comentarios: