sábado, 12 de marzo de 2011

La fortaleza


Para que tú lo destrozaras
yo levanté este castillo.
Mis centinelas dormían
pagados por un dueño borracho.
Ahora ya nada puedes hacer,
te encuentras en el centro del laberinto
y tu única meta posible
es el extravío
o la conquista del tesoro.
Afuera el campo abierto
aún brama por ti,
pero tú ya perteneces
a este lado de la ruina.

(Luisa Castro)

No hay comentarios: