viernes, 18 de enero de 2013

Tengo

Guardo un par de poemas tristes por si llega el frio.
Una ventana siempre abierta que me traiga olor a mar.
Aún preservo mi viejo disfraz de marido, una película del Oeste 
y anhelos de libertad. Conservo la mitad de la mitad 
de los besos que me prestaste. Un catalejo ya oxidado
por el que te vi marchar. Un sofá con dos asientos
aunque uno esté vacío. El reflejo macilento de éste inerte
en el cristal. Aún poseo un cenicero con restos de tu amargura.
Una sonrisa ficticia ya cansada de perder. Mi reloj de arena
que sigue estando atrasado. Un desierto de recuerdos
en el que muero de sed. Tengo primaveras grises e inviernos 
peores. Días y monotonías, noches frías ya sin fe.
Una conciencia afligida, lágrimas que llevan tu nombre.
Las llaves del Retiro por si decides volver.

(Daniel Somolinos Pérez)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

top [url=http://www.c-online-casino.co.uk/]casino games[/url] hinder the latest [url=http://www.casinolasvegass.com/]las vegas casino[/url] free no store bonus at the leading [url=http://www.baywatchcasino.com/]casino online
[/url].

Silvia dijo...

Hasta luego, Drenched. Yo me voy de estos lares, pero seguiré leyendo esta recopilación maravillosa de poemas que publicas en tu blog. Un abrazo, y digo hasta luego porque tal vez vuelva, pero con un blog diferente... Un abrazo