lunes, 24 de marzo de 2014

Registro policial

Han registrado mi cuerpo.

Pero no te han encontrado.

Víscera a víscera.

Hueso a hueso.

Por debajo de la piel
y de la carne.

Han obligado a mi lengua
a decir tu nombre.

Pero al nombrarte
ha salido un vocablo malherido
un vómito de miedo y gelatina,
un grito de dolor,

impronunciable.


(Ángel Fernández Fernández)

No hay comentarios: