jueves, 25 de septiembre de 2014

Emma Bovary



Llueve sobre cualquier pueblecito de Francia
como llueve en París
Como llueve en San Juan de Puerto Rico
o en New York
o en Luarca
Y la lluvia se va metiendo por la carne
Y cala el corazón
Y se empapan los miembros

La lluvia es fina
pero es mucha
Va calcinando una pared espesa
y duele
Y nos hacemos sangre
cuando queremos apartarla

Afuera de la lluvia
Al otro lado
Acaso está la vida
Y el amor
O la muerte

Qué espesos son los muros
Cómo duele apartarlos
Cómo se nos aprietan en torno
¿Quién se atreve a romperlos?

Fuera
la lluvia cae
y duele
y pesa
Como siempre.

(Aurora de Albornoz)

No hay comentarios: