sábado, 18 de octubre de 2014

Todo escapa al final...

Todo se escapa al final.
Hoy me avanzo con fiebre de olvido y de derrota,
con la imagen del humo que de mí fui tallando.
Nadie ha dicho mi nombre desde aquella niñez
fugaz como una sombra,
ni aún después nadie quiso, digámoslo despacio,
deletrear mi ser.
No, ni yo tampoco.
Me negué a pronunciarme
por miedo a que mi voz se extraviase.
Ni quise que mi nombre se pusiera
al alcance del público,
hacerlo mercancía.

Mi Yo se me confunde con mi imagen de ahora
en esta soledad que carcome el desierto.
Las distancias juntaron mis espacios
y me adherí a mi muerte sin saberlo.
El sol se fue ocultando oscuramente
y se fue haciendo tarde. Inmensamente tarde
para inventar de nuevo la que soy.

(María Teresa Cervantes)


No hay comentarios: