miércoles, 5 de noviembre de 2014

Más cerca del mañana...

Más cerca del mañana
que del ayer, el tiempo
como un espejo limpio
tiembla ante la infancia.
La puerta aún no se cierra
y adivinan los ojos
el peligro, la sombra
de lo que ya no existe.
La palabra se agota
y la voz se adelgaza
en un largo silencio.
Ya descansan los sueños
al borde del camino
y quedan pocas preguntas
que me atreva a responder.


(Ana María Navales)

No hay comentarios: