martes, 21 de octubre de 2014

Suceden noches

Suceden noches de agonía plena,
en que el sueño es vigilia de ceniza,
latido donde rutas bendecidas
sin horizonte yacen, y te adviertes
ausente de equipaje, paralítica
de esperas, y persistes, y te palpas
muda alondra sin alas y sin nido.

Triste cosa es la noche si el soñar
se espanta, y, en el día,
todas las rosas duermen.


(Rosaura Álvarez)

No hay comentarios: